Una oportunidad para abrir tus sentidos a la cultura

Buscar
Buscar
Libro o celular

¿Libro o Celular?

Libro o celular
Como adultos muchas veces nos ponemos en la posición de que esta generación no lee! Y lo repetimos hasta el cansancio! Me dejan sorprenderlos: NO ES CIERTO!
Soy una amante de los libros. Desde que tengo uso de razón dije que me iba a dedicar a la literatura. Mi abuelo materno fue el que poco a poco me enseñó a amar los crucigramas, los juegos de mesa o los juegos de adivinanza (¿se acuerdan el Veo Veo?). Crecí acostada en el pasto o en la cama leyendo un libro. Puedo hablarles de muchas aventuras que viví acostada en el suelo.
Crecí y me acostumbré al uso de la computadora primero y luego del celular suplantando casi a la computadora. Mis sobrinos ya crecen sin libros, con juegos virtuales, sentados unos al lado de otro pero sin hablarse: “jugando en linea tia”.
Remember Me es un espacio que abrí hace pocos meses con la certeza que había gente que amaba las aventuras hoja tras hoja o podía tomarse el tiempo de pensar una movida para ganar en el ajedrez. No voy a negar que era yo la entusiasmada con la idea… habían unos cuantos que me oían desde el entusiasmo y no decían nada…
Hace unos días fueron las Romerias del Anglo. Estuvimos presentes. ¡Por supuesto que íbamos a estar! Tradiciones tan importantes como esas no se pueden dejar perder! Así que fuimos con el equipo de Remember Me (Rebeca, Jorge y yo) al Anglo! Llevamos nuestros libros, nuestro café y té seleccionado y al último minuto llevamos el ajedrez que siempre está en el local. ¡Vaciamos el local! ¡Literalmente!
¿Y para nuestra sorpresa que sucedió? La foto habla por sí sola: los niños hacían fila para jugar al ajedrez, eran ellos los que me preguntaban cómo se jugaba, y eran ellos los que revolvían nuestra mesa de libros. Era tanta la satisfacción que tenía que me repetí: ¡los jóvenes leen! Hay que hacerles descubrir esas aventuras que hay en las hojas de un libro, contarles cuentos antes que se vayan a dormir, o sentarse con ellos a jugar al ludo, las damas o a las cartas cuando se corta la luz y estamos junto a una vela!
Cada día sentada en el escritorio de Remember Me me doy cuenta que ellos: los niños, adolescentes y jóvenes son los grandes lectores y nosotros los adultos nos hemos mentido creyendo que ellos no lo son!
No hay dicotomías entre el libro y el celular. Cada uno es diferente. ¡Pero lo más importante ninguno reemplaza al otro!
Silvana Piccirillo
Propietaria de Remember Me

Comparte este post